La religión que celebran los homosexuales

Desde hace miles de años han existido diferentes religiones. A la par de estas, también la homosexualidad ha estado presente en la historia, desde la época de Mesopotamia hasta los griegos. Hay algunas que sí aceptan la homosexualidad. La wicca es una de ellas.

¿Qué es la wicca?

La wicca es una religión neopagana de origen anglosajón. Fue popularizada por Gerald Garner en Reino Unido en 1954. Tiene sus orígenes en diversas creencias precristianas, influenciada por la tradiciones celtas y druidas. El portal Aleteia define a la wicca como:

La religión del dios de la fertilidad y la diosa madre de la naturaleza.

Cabe aclarar que muchas personas confunden esta religión con la brujería.

¿Cómo acepta esta religión a los LGBT+?

La homosexualidad no es un pecado en la wicca. Dentro de las creencias de esta religión, para que un acto sea considerado pecado se debe hacer daño a otra persona. Amar a alguien no hace daño a nadie y el “arte” como los practicantes le llaman lo tiene muy claro.

Gerald Garner, el fundador de la wicca, nunca habló de forma clara acerca de la homosexualidad. Sin embargo, sí dejo establecido que el sexo es algo natural y que debe disfrutarse sin culpa o remordimiento.

La wicca es incluyente

Dentro de este credo se acepta la inclusión. Según los reportes de Silver Circle, dentro de algunos coven grupos dentro de la religión muchos miembros y líderes son parte de la comunidad LGBT+.

Uno de los preceptos de la wicca es el balance entro lo femenino y lo masculino. Dentro de los coven se trabaja mucho con el concepto de energías masculina y femenina.

Algo muy importante es que dentro de la wicca sí existe el matrimonio entre personas del mismo sexo. Con un ritual llamado “Unión de manos” se celebra una boda, no importa el género de las personas.