Fotografías de mujeres trans son robadas

Las agresiones y segregación a la comunidad trans es un problema que parece no mermar. El fotógrafo Erik Rish presentó una exposición en el Parque Lincoln de Polanco en Ciudad de México. Esta muestra fotográfica retrata la vida de una trabajadora sexual y transexual.

Alex González, fotógrafo que asistió al evento inaugural de esta exposición, comentó que durante su discurso, Erik Rish, dijo que a través de la fotografía él pretendía sensibilizar al público acerca de la situación de violencia y vulnerabilidad que viven las personas trans y las trabajadoras sexuales. Asimismo, Erik agregó que con esta exposición se pretendía mostrar el lado humano de las personas más allá de su profesión o identidad de género.

En una entrevista exclusiva hablo con el fotógrafo Erik Rish. Al preguntarle por qué había decidido hacer esta muestra fotográfica, él señaló que la intención de retratar a Nicole nombre de la modelo era crear un puente de comprensión y sensibilización social acerca del entorno y la situación que ella vive. Sumado a ello, Erik agregó:

«No es necesario estar encarcelado para perder tu libertad, tus derechos y sobre todo tu dignidad».

La intolerancia y la transfobia atacaron la muestra de arte

No obstante, pese a las buena intenciones de Erik, algunos vecinos de la zona de Polanco se quejaron de que estas imágenes fueran montadas en la galería al aire libre del Teatro Ángela Peralta.

Finalmente y pese a que la exposición contó con el apoyo de las autoridades, según comentó Erik, se ordenó retirar algunas piezas de la muestra.

De acuerdo a lo que Erik platicó, un par de fotografías amanecieron destruidas y muchas otras estaban vandalizadas. El creador de la exposición también comentó que esto fue obra de una persona o personas a las que les pareció abominable ver a una mujer transexual en bikini ahí expuesta. El fotógrafo Erik Rish agregó:

«Hay una foto donde Nicole porta un bikini… si hubiese sido un hombre o una mujer no hubiera sido arrancada».

Una exposición que generó un cambio

Algo que Erik dijo es que a pesar de que su trabajo fue vandalizado y destruido le reconforta saber que ha generado un impacto. Él comenta que si bien las fotos son fuertes, generan emociones y despiertan sentimientos en los observadores.

Para finalizar, Erik Rish comentó que el objetivo de este trabajo es mostrar la vida de Nicole, como una mujer que tiene sueños y esperanzas, pero que se ven diluidos debido a un círculo sistemático de violencia, adicción, soledad, miedo y marginación.

«Por lo menos no me mataron, los golpes son el pan de cada día».